Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 3

Los Kramitas

Capítulo 3

LOS KRAMITAS Y UN SUEÑO

– Y dormir por aquí al raso… ¿es muy duro? -preguntó Zenia con cierta turbación.

– Pues no he tenido esa vivencia antes, aunque si te soy sincero, las experiencias que he escuchado no son nada agradables.

El silencio sepulcral que se hizo entre ellos no impidió que una rapaz noctámbula anunciase el preámbulo de la oscura noche que se aventuraba…

El ulular del cárabo hizo mirar a Zenia en la dirección en la que éste se hallaba, lo cual hizo que pudiese reparar en algo.

– ¿No es aquello una luz? ¡Allí, a lo lejos! -dijo indicando con el dedo.

Sigue leyendo “Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 3”

Anuncios

Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 2

El Comienzo

Capítulo 2

EL COMIENZO

Lo que Zenia vivió aquellas primeras jornadas de viaje apenas podría transcribirse en literatura fiel y ajustada a la realidad y no quedarse en un relato trivial e insuficiente.

Para ella, fueron instantes mágicos e intensos que jamás en su pueblo natal hubiera siquiera soñado vivir.

Las vivencias que experimentó, los seres que conoció, los parajes que visitó, las enseñanzas que aprendió, la transformaron definitivamente, y ella comenzó a descubrir a una mujer que habitaba en su ser, a la que hasta entonces desconocía, y que dejaba impresionada por su aplomo y madurez.

Sigue leyendo “Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 2”

Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 1

Mar Deneb

Capítulo 1

LA DECISIÓN DE UNA TRESLA

Los rayos de luz se derramaban con generosidad desde allá arriba, desde lo más alto que pudiese alcanzar vista alguna, y formaban un prisma multicolor que envolvía de brillos de plata cuanto acariciaba, a su paso hacia la sombría tierra, cubierta ya de hojarasca otoñal.

Y ella, como por arte de encantamiento, se encontraba justamente en el mismo centro de esa figura geométrica que dibujaba el prisma de luz en su base, mirando hacia arriba pero con los párpados cerrados, embebiendo cada átomo de aquella bienaventurada luz que la traspasaba de pies a cabeza.

Hasta llegó a sentir cómo su cuerpo, su energía vibrante, todo su ser, se diluía por sus bordes en aquel entramado lumínico… y ella misma era esa luz.

Sigue leyendo “Zenia y las Siete Puertas del Bosque: CAPÍTULO 1”