Inolvidable excursión por el Monumento Natural CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN

Mar Deneb

Excursión muy recomendable la que se puede disfrutar en las CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN, en el sur de la provincia de Badajoz, declaradas Monumento Natural en 2001 por su gran valor geomorfológico y paisajístico.

Durante un recorrido de menos de tres horas, además de visitar el Centro de Interpretación sobre el Monumento con un Museo de Minerales, podemos recorrer un Jardín de Rocas y admirar diversas cuevas y exteriores de importancia geológica, zoobotánica o incluso antropológica. Adéntrate con nosotros…

EL conjunto natural CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN, enclavado cerca de los límites con la provincia de Huelva, está integrado por un grupo de cinco cuevas principales (Masero o Bonita, del Agua, de los Postes, del Caballo y Lamparilla) y dos simas. Todo ello conforma un conjunto kárstico (producido por la erosión disolvente de rocas por el agua) de importancía única en la provincia de Badajoz y de una relevancia suprema en cuanto a restos arqueológicos y colonias zoológicas. Hace un par de domingos tuvimos la oportunidad de saber por qué.

Una vez concertada previamente la visita guiada -requisito indispensable para poder acceder al grupo de cuevas-, nos dirijimos desde la Oficina de Turismo, en la Plaza de España de Fuentes de León, hasta el Centro de Interpretación, situado en las afueras de dicha población, a partir de la carretera BA-072 en dirección a Cañaveral de León y tras coger un camino señalizado.

Al llegar, podemos constatar que dicho Centro se encuentra enclavado en un paisaje de vegetación mediterránea formado principalmente por encinas, donde divisamos la reconstrucción natural de un chozo y un grandioso ejemplar de este árbol.

Mar Deneb

Mar Deneb

En el interior del edificio, hay diversas exposiciones relacionadas con el lugar, desde paneles explicativos de la formación de las cuevas hasta minerales y fósiles expuestos o setas, pasando por un montaje fotográfico de los diferentes ecosistemas o una reproducción de un enterramiento neolítico y restos humanos y utensilios neolíticos y romanos.

Mar Deneb

Allí nos dan unos cascos de protección y nos informan de algunos datos básicos sobre la planificación de la visita -como la prohibición de realizar fotos en el interior mismo de las cuevas- y de nuevo salimos directamente al exterior para comenzar la ruta.

Llevados por uno de los guías, Cindy Castaño, nos conducimos por un camino que hace las veces de un Jardín de Rocas, con información pertinente sobre cada piedra dispuesta junto a la senda, hasta llegar a nuestra primera cueva.

Mar Deneb

CUEVA DE LOS POSTES

Mar Deneb

Es una de las más pequeñas, ya conocida desde antaño por los habitantes de la zona, y presenta unos increíbles espeleotemas, que son depósitos minerales originados por precipitación química (reacción química por la que se obtiene un sólido a partir de un líquido), como las conocidas estalactitas y estalagmitas. Cuenta con dos columnas naturales de cerca de un metro, que separan esta gruta en dos salas y que son las que le dan nombre a la cueva.

En esta primera parada, Cindy nos informa de una gran cantidad de datos y hechos relacionados con el sitio, que hacen que demos un gran valor al lugar en el que nos encontramos. Nos narra, por ejemplo, cómo antiguamente algunos lugareños accedían a ella a través de una posible madriguera, lo que provocó con el tiempo importantes daños en su interior. Esta entrada actual no es la original, la cual se sospecha esté en una zona próxima.

Pero lo más interesante es saber de la existencia de un importante yacimiento arqueológico, único en Extremadura. Ella nos pone al día sobre las excavaciones que se vienen realizando en el lugar, precariamente dotado, por lo que tan sólo pueden realizarse durante el mes de julio y en su mayoría por voluntarios que se ofrecen en lo que viene a ser un campo de trabajo estival. Aún así, se hacen increíbles avances por el tesón puesto en ello, lo que nos hace imaginar cuánto más podría conseguirse si se realizase a tiempo completo durante todo el año, produciéndose así, sin duda, importantes descubrimientos a sumar a los ya llevados a cabo.

Gracias a estas excavaciones arqueológicas, se han podido constatar cuatro capas de profundidad en la gruta, que nos muestran las distintas épocas geológicas y humanas que habitaron la zona.

Una primera contenía restos romanos que nos indican que allí se realizaban ofrendas. Una segunda más profunda y, por tanto, más arcaica, se correspondía con una especie de osario donde depositaban tanto restos humanos como objetos de ajuares, principalmente de cerámica. La tercera se correspondía también con un depósito funerario, pero se observó que los ajuares eran distintos y ya no de cerámica, sino que abundaban los materiales líticos, sobre todo de sílex.

Finalmente, en la cuarta capa, más honda y antigua, se han descubierto curiosos restos animales que hacen concluir a los expertos que por aquel entonces el clima de la zona era mucho más frío, puesto que habitaban osos pardos -de latitudes más septentrionales-, bóvidos o tortugas. Pero lo más atractivo de este estrato nos lo indica el único resto de homínido de Extremadura, correspondiente al Paleolítico Medio. Este hecho empieza a arrojar luz sobre la ocupación del hombre de Neandertal en la zona suroeste de la península, y de la que hay indicios de cierto canibalismo, pero por pura subsistencia debido a las extremas condiciones climáticas que dificultaban la provisión de alimento, ya que no se han observado señales de muertes violentas.

Salimos al exterior para encaminarnos a la siguiente cueva.

CUEVA DEL CABALLO

Mar Deneb

Tras entrar, bajamos por una escalera hasta acceder casi hasta el fondo. Esta cueva recibe su nombre porque una de las coladas (tipo de espeleotema muy común) se asemeja a la figura de una cabeza de caballo. Ésta también fue frecuentada por habitantes de la cercana población, hasta el momento en que pasó a ser declarada, junto con el resto del conjunto, Monumento Natural.

Según nos indica Cindy, la formación de la cueva, en realidad, fue consecuencia de una fractura de rocas, como en una falla, pero sin que se produjese desplazamiento, tras lo cual la disolución acabó de crear la cavidad en sí. En ella se han encontrado, al igual que en la Cueva de los Postes, restos de la época romana.

Aquí, algunos más atrevidos nos colamos casi hasta el final de la cueva, tras sugerírnoslo la guía, a través de una zona muy baja y estrecha y algo resbaladiza.

Después de esta visita, partimos hacia nuestra última cueva por conocer, para lo cual andamos un buen trecho por un camino en pleno campo, donde nos encontramos con una curiosa encina de gran porte medio caída.

Mar Deneb

En un momento del camino, divisamos a lo lejos sobre una colina el Castillo del Cuerno, del que puede distinguirse la torre. Relacionado con la Orden del Temple -probablemente bajo él, en el interior de la montaña, existan antiguos subterráneos-, ha llegado hasta nosotros sin posteriores modificaciones. Cindy nos informa de que se puede acceder a él a través de una carretera y así poder disfrutar también de unas hermosas vistas panorámicas.

Continuamos hasta llegar a la entrada de la última cueva que visitaremos.

CUEVA DEL AGUA

Mar Deneb

Una de las cosas más impactantes de esta cueva es su entrada, o más bien su antesala, por así decirlo, puesto que para acceder a ella debemos traspasar una reja que nuestra querida guía nos abre y que da paso a una especie de patio verde tapizado casi por entero por frondosas hiedras, que acompañan a una enorme higuera de grueso tronco y copioso follaje.

Mar Deneb

Mar Deneb

Es inevitable que, en este húmedo y mágico lugar, no se nos vengan a la mente esos pequeños seres habitantes de los mundos etéricos de los bosques, esperando que cualquiera de ellos salga tras algún rincón a darnos la bienvenida a su hogar en aquel entorno vegetal.

Mar Deneb

Accedemos a la cavidad, la más grande de todas, en cuyo interior puede divisarse al fondo el principio de un lago que, según nos dice Cindy, presenta en ocasiones menos secas niveles bastante más altos de agua. Nos habla de su difícil acceso, ya restringido sólo a especialistas y al que sólo puede llegarse por inmersión en las aguas.

Pero aún más interesante que todo ello son dos hechos importantes, de los cuales uno lo podemos constatar allí directamente, siendo de relevancia internacional.

Por un lado, esta cueva ha sido declarada Lugar de Interés Comunitario, debido a las interesantes colonias de murciélagos que la habitan y que hacen del lugar refugio de algunas especies incluso en peligro de extinción. Aquí conviven ocho especies diferentes de dichos animales: cuatro murciélagos de herradura (con hocico en forma de herradura), tres murciélagos ratoneros (con cabeza parecida a la de un ratón) y un murciélago de cueva. De cada uno de estos grupos, una de estas especies -en estos casos son especies  grandes-, son las tres cuyas poblaciones se encuentran en peligro.

Mar Deneb

Por otro lado, esta gruta posee una parte donde se han hallado unos grabados rupestres, hecho de notable importancia a nivel peninsular. Sin embargo, no podemos verlos porque, por lo que nos cuenta la guía, prefieren no dar datos ni siquiera de su localización, para evitar posibles daños irreparables a este importante resto antropológico.

Nos dirigimos a la entrada de la cueva, y de ahí volvemos por el camino de vuelta al Centro de Interpretación, donde llega el momento de conocer todo lo que nos ofrece.

En esta visita no tenemos ocasión de visitar la Cueva Masero, puesto que se encuentra cerrada por obras de mantenimiento. Pero gracias a ello, ha sido posible acceder a la del Caballo. La Cueva de Lamparilla se encuentra cerrada al público, debido a su difícl acceso.

Nuestra visita debe llegar a su fin y, tras rellenar una encuesta de valoración que amablemente nos ofrece Cindy para rellenar sin ningún compromiso -¿Valoramos todo con nueves y dieces? Seguro que sí…-, nos alejamos del lugar con una gran satisfacción por haber elegido disfrutar de ese domingo en un sitio tan especial, enriquecedor y, desgraciadamente, desconocido para la mayoría.

Mar Deneb

Repetiremos, seguro. Además, Cindy nos indicó que todos los días es posible la visita. Incluso para sólo dos personas, ellos amablemente muestran todo este rico mundo geológico, antropológico, botánico, arqueológico y faunístico.

No os lo penséis más y reservad vuestra plaza. NO OS DEFRAUDARÁ EN ABSOLUTO…

Más info sobre el Monumento Natural CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN

Más info sobre la localidad FUENTES DE LEÓN

ENTRADAS RELACIONADAS:

Anuncios

2 comentarios sobre “Inolvidable excursión por el Monumento Natural CUEVAS DE FUENTES DE LEÓN

  1. Una maravillosa y recomendable aventura en la que tuve el placer de estar y compartir…maravillosa la información de Cindy….. que me imagino que esto de las cuevas y la historia que nos cuentan es como lo que leí también en éste mismo blog sobre las plantas…CONOCERLAS ES AMARLAS. Y con Cindy pudimos comprobarlo. Maravillosamente documentado y comentado el viaje

    Le gusta a 1 persona

  2. Sin duda, Shim, inolvidable… Y Cindy es una buena profesional que deja entrever la enorme pasión que siente por este bello lugar y su interesantísima historia…
    Gracias por comentar y me alegro enormemente que te haya gustado el artículo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s